Si quieres abrir las puertas del crédito, prepara un buen expediente

massive door (jay mantri)

Hacer una buena presentación de tu empresa puede ayudarte a la hora de solicitar financiación bancaria. ¿Qué documentos conviene presentar lo más claramente posible en la solicitud?

A la hora de solicitar financiación, la entidad financiera solicitará una serie de datos económicos que conviene presentar con la máxima claridad y orden.

Balances y cuentas de resultados.

Debemos presentar las últimas cuentas anuales – junto con la memoria – y, además, un balance y cuenta de resultados cerrados a la fecha cercana a la de solicitud (por ejemplo, si hacemos la solicitud el 16 de junio de 2015, presentaremos las cuentas anuales del 2013 y un balance cerrado a 31 de mayo de 2015).

Este último balance estará bien cerrado y cuadrado, ya que la entidad financiera lo utilizará para valorar su situación actual en comparación con la de los ejercicios previos (evolución de las ventas, rentabilidad sobre fondos propios, etc.). A mi me gusta, por una cuestión de buena imagen, que este balance de ejercicio parcial vaya firmado por los administradores, creo que aporta seriedad.

Liquidaciones de impuestos.

Fotocopias en las que se vea la validación o domiciliación del ingreso del importe correspondiente. Será fundamental no solo presentar las liquidaciones, sino también los resúmenes anuales, por supuesto en correlación con los balances indicados.

En todo caso, además de lo exigible para regímenes particulares, presentaremos:

  • Liquidaciones a presentar: IVA, modelo 303, sea mensual o trimestral del último ejercicio y del ejercicio en curso. IRPF, modelo 110/111 de retenciones de empleados y alquileres, el 123 de retenciones por financiación de socios. Pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades.
  • Respecto de los resúmenes: IVA, 390 y 347. IRPF, modelos 190 y 193. También, en caso de realizar operaciones intracomunitarias, el modelo 349
  • Y, por supuesto, el último impuesto de sociedades, algunas entidades te pedirán los dos últimos.

Activos de la empresa.

Muy conveniente para dar la dimensión de nuestra empresa es preparar un cuadro explicativo de los activos de la empresa (fecha y valor de adquisición, amortización acumulada, valor de mercado actual –con tasaciones, si dispone de ellas– y cargas que soportan).

Cuadro sobre relaciones bancarias y préstamos.

No es lo mismo que te financie una entidad de primer orden que lo haga una entidad de menor tamaño o prestigio, se presupone que las entidades crediticias más desarrolladas mantienen unos criterios de concesión de riesgo más perfectas que ls entidades menores, por ello presentaremos un cuadro explicativo de los préstamos y líneas de financiación de las que ya dispone su empresa; es decir, información sobre los préstamos que tiene concedidos por otras entidades y terceros.

Indicar:

  • Importes concedidos y dispuestos (en caso de tratarse de pólizas de crédito o líneas de descuento comercial).
  • Cuotas periódicas y vencimiento (en caso de tratarse de préstamos).
  • Entidad que ha concedido la financiación, así como las garantías ofrecidas (hipoteca, prenda, pignoración de depósito, etc.). Si se entregó una garantía personal, pero ahora intentamos negociar una financiación sin esta garantía, no indicamos nada, nos limitamos a indicar sólo las garantías reales tipo hipoteca o prenda.
  • También los avales que los bancos puedan haberle concedido (por ejemplo, para acceder a un concurso público).

¿Qué es lo que saben los bancos de nuestra empresa?

Por medio del Banco de España,  a través de la CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España) el banco puede conocer los préstamos recibidos y dispuestos por su empresa, por lo que conviene que el cuadro sea claro y no omita ninguna operación.

Incidencias. Y si la empresa dejó de pagar en algún momento alguna deuda, no olvide que los bancos también tienen acceso a los servicios de información de impagados (RAI, ASNEF, BUREAU) – importante señalar que esta información solo puede ser obtenida previa autorización o por tener con la entidad ya concedida una operación de crédito -.  De haber tenido alguna incidencia, adjuntamos su justificante de regularización o situación actual, si añadimos  una explicación de cómo se produjo el impago, minimizamos el riesgo de que denieguen su solicitud.

This entry was posted in Financiación, Miscelanea and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.
Diseñado por Pixelmio